Página Turística Oficial de la Provincia de Granada Español English Français Deutsch Italiano Arte y cultura Sol y playa Rural y naturaleza Esquí y activo Salud Comer y beber Contáctenos Mapa Web

Turismo de Granada

Organiza tu viaje


Granada, 20 de Septiembre de 2014

Turismo de salud

Balnearios

Aprovechar el tiempo de descanso para cuidar la salud se ha convertido en una nueva y atractiva fórmula que cada vez goza de mayor interés, sobre todo por el ritmo tan acelerado al que, en la actualidad, se desarrolla la vida en la mayor parte de las sociedades urbanas. Esto, unido al resurgimiento de la Medicina Natural, a finales del s. XIX y principios del s. XX, disciplina que había sido relegada a un segundo plano por los defensores a ultranza de la Medicina Moderna, ha propiciado el auge de los Balnearios que han ido adaptando sus instalaciones y prácticas a los nuevos tiempos y demandas.
Todo balneario debe estar cercano a un manantial de aguas mineromedicinales y disponer de un óptimo equipo de profesionales sanitarios e instalaciones adecuadas para realizar técnicas terapéuticas basadas en la aplicación de estas aguas. Unos requisitos, necesarios para su consideración como tal, que los cuatro balnearios y estaciones termales de la provincia de Granada (Alhama de Granada, Alicún de las Torres, Graena y Lanjarón) cumplen a la perfección.
Las propiedades de las diferentes aguas empleadas así como las variadas técnicas utilizadas, que abarcan desde los baños turcos, pediluvios, sauna finlandesa y escocesa, hasta los más actuales tratamientos de aromaterapia o fangoterapia, condicionarán, según el tipo de dolencia a remediar o sanar, la relajante estancia en uno u otro balneario.
Además de sus completas infraestructuras y la más que demostrada calidad de sus fuentes termales, alabada por los aventureros románticos ya en el s. XV, los balnearios granadinos añaden a su oferta sus privilegiados emplazamientos. Se encuentran enclavados en parajes naturales de gran belleza, lugares idílicos donde reina la tranquilidad y con una interesante oferta turística cultural y monumental en su entorno.


EL PODER DEL AGUA

BICARBONATADAS: Facilitan la digestión y estimulan la secreción pancreática.

CARBOGASEOSAS: Sus baños están indicados para tratar la hipertensión y la insuficiencia coronaria crónica.

CLORURADAS: Aumentan las defensas de la piel si se administran con duchas. Si tienen sodio también poseen propiedades antiinflamatorias.

FERRUGINOSAS: Indicadas para anemias, obesidad, trastornos de desarrollo en la infancia y afecciones en la piel.

SULFATADAS: Combaten el estreñimiento y no poseen efectos secundarios.

SULFURADAS: Adecuadas para tratar enfermedades crónicas de las vías respiratorias y procesos reumáticos.

RADIACTIVAS: Contienen radón. Son analgésicas y sedantes. Indicadas en tratamientos contra la ansiedad, la depresión, el estrés y otros problemas relacionados con el sistema nervioso.