Castillejar – Galera -Castillejar

Castillejar – Galera -Castillejar

LoadingAñadir a Mi Granada

Para los habitantes de la Ciudad de Granada estos pueblos del NE de la provincia quizás le resulten lejanos, pero tanto sus monumentos como su historia y su paisaje, bien merecen dedicarles mucho tiempo de nuestra vida. Aquí sólo se propone un día. Nada más grato que un recorrido circular en bicicleta, que podemos completar con otras actividades turísticas y gastronómicas que recompensará nuestro esfuerzo y nuestro estómago. Hay que destacar que ambos Ayuntamientos son conscientes de la importancia que tiene el desarrollo turístico en la comarca, a través precisamente de la promoción de los valores naturales, históricos y arquitectónicos. Entre otras muchas actuaciones están la señalización de varias rutas de senderismo, que nos han orientado a la hora de elegir nuestro trazado.

El inicio de la ruta se ha propuesto en Castillejar para que cuando encontremos los buenos repechos, ya estén templadas las piernas. Tomamos de momento la carretera local hacia Huéscar y unos tres kilómetros después, una carreterilla muy coqueta hacia Galera. A destacar las magníficas vistas sobre las huertas del Río Galera, donde se conserva la estructura agraria tradicional. También resulta de interés el paso sobre diversas aldeas auténticamente trogloditas, algunas parcialmente reconstruidas para turismo rural. Hay que reparar en las enormes acequias de riego, los abancalados, las choperas y otra vegetación de ribera junto a los frutales cultivados con esmero por el sistema tradicional. Llegados a Galera hay mucho que ver: su iglesia, sus casas señoriales, una estructura urbana bien trazada en el centro, y mucha historia. Aquí, por ejemplo, finalizó la guerra contra los moriscos en 1570 con la toma y demolición del castillo a cargo del Archiduque D. Juan de Austria, en la que también participó el Marques de los Vélez. Tras visitar la población, tomamos el camino del cementerio por el margen izquierdo del río Galera llegando al Castellón Alto, cuya visita es obligada quizás para cuando hayamos dejado la bicicleta. Unos dos kilómetros después, coincidiendo con una vieja pancarta que anuncia un yacimiento arqueológico, tomamos a la izquierda por un repecho muy duro de apenas quinientos metros. Estamos en una zona de repoblación de pino carrasco, que contrasta con la vegetación espontánea de espartal y otros arbustos. En el suelo nos deslumbran los espejuelos de yeso mezclados con niveles de arcillas blancas En dirección Oeste, alcanzamos la llanura de colmatación de la Cuenca, magnífico lugar para otear el horizonte. Al Este, la Sierra de Orce y Sierra del Periate; al Sur, la Sierra de las Estancias, modesta y bella; la de Baza, más lejos, al Suroeste; el Jabalcón, vigilante perenne, al Oeste (ya saben aquello ‘de andar y andar y el Jabalcón a la par’); quizás, si el día está limpio, veremos Sierra Mágina, la guardiana de Jaén y sus olivares; al Norte, las de Cazo~a y Segura, con la Sagra de presidenta, punto más elevado de la Bética en la zona oriental, y todas estas elevaciones delimitan lo que un día fue un mar interior, y luego un lago, que al elevarse, perdió el agua y después los ríos se encajaron en la antigua laguna. A la altura de un viejo cortijo empezamos a descender por preciosas crestas con barrancos a ambos lados excavados en los niveles de yeso y de vez en cuando aparece el vergel de las huertas como un oasis inesperado, con preciosos amarillos y marrones en otoño, con verdes refrescantes en verano. El descenso final se hace rápido y, una vez alcanzado el río, hay que remontar hasta entrar en Castillejar que nos espera con su peculiar estructura urbanística entre antigua, principalmente troglodita aferrada a los escarpes, y moderna, con nuevas calles adaptada a las necesidades del momento. Está situada donde se unen los Ríos Guardal y Galera, ambos generosos en caudal todo el año. En suma, un recorrido para disfrutar, para introducimos en paisajes peculiares con grandes contrastes cuya belleza bien merece una visita. Recorrido no recomendable con temperaturas altas, ni después de lluvias por el barro pegajoso propio de las arcillas.

DATOS DE RUTA

Comarcas: El Altiplano: comarcas de Baza y Huéscar

Altitud mínima alcanzada: 736 m

Desnivel: 272 m

Distancia: 27,5 Km

Duración estimada: 4,5 h

SERVICIOS CERCANOS



Login

Registro | Contraseña perdida?